“Siempre respeté y reconozco que el señor Pékerman y sus asistentes tuvieron mucho éxito, les agradezco como colombiano, hicieron mucho por nuestro fútbol, por la Selección, por nuestro país y sé que van a ser bienvenidos toda la vida en Colombia; pero como jugador hubiese querido tener una oportunidad, al menos un llamado para que me dijeran que me estaban viendo, hacerme sentir como colombiano. Pero eso nunca pasó. Siempre me pregunté por qué”, concluyó Rodallega.